Cerrar
Top Menu
oncológicos

El cáncer es un tema que esta a la orden del día actualmente en nuestra sociedad. Afortunadamente existen cada vez más tratamientos que han permitido en muchos casos luchar contra él y ganarle la batalla.

A raiz de la propia enfermedad y de los tratamientos a los que los pacientes son sometidos aparecen una serie de efectos secundarios en nuestra piel, uñas, cabello… que generan muchas dudas e incertidumbre en aquellos que lo sufren.

Hoy desde Farmavázquez queremos ayudaros, no buscamos hacer un decálogo de obligaciones y/o prohibiciones, sino informaros con los consejos que están en nuestra mano para paliar ciertas complicaciones de los tratamientos oncológicos.

LA PIEL

Sin duda, si pensamos en un tratamiento oncológico lo primero que se nos viene a la cabeza es, ¿cómo debo cuidar mi piel?

La piel es nuestro órgano más extenso y tiene un función barrera fundamental para nuestro organismo, debemos cuidarla más que nunca por dos motivos muy importantes. En primer lugar porque es el “intermediario” entre lo que nos rodea y el interior, es la barrera protectora a agresiones físicas, químicas e infecciosas. Y en segundo lugar, porque una apariencia física buena y cuidada se suele traducir en un buen estado de ánimo, un camino de doble sentido, ya que esto se traduce en mayor autoestima.

Las manifestaciones cutáneas corporales más frecuentes son el picor, la descamación, la deshidratación, rugosidad de la piel, la piel seca (xerosis), e incluso pueden aparecer grietas y úlceras.

  • Usa jabones oleosos o de glicerina, de pH similar al cutáneo (5 a 5,5) procurando evitar el uso de sustancias detergentes con pH básico.
  • El cuidado diario va dirigido especialmente a la hidratación. Elige sustancias emolientes lipídicas que retienen el agua de la piel, humectantes, hidratantes o incluso sustancias oclusivas que eviten la evaporación del agua y restauren la barrera cutánea.
  • Utilizar ropa amplia, de fibras naturales (algodón) te evitará rozaduras, picor y mejorará la transpiración.

En Farmavázquez encontrarás todos los productos de higiene e hidratación diaria especialmente indicados para cuidar tu piel. En caso de aparecer un picor excesivo, úlceras, dermatitis, ampollas… u otras patologías cutáneas consultanos y te aconsejaremos de manera personalizada.

CUIDADO BUCAL

La mucositis oral es un problema frecuente y puede causarte importantes molestias, dificultando la ingesta de alimentos.

La mucosa bucal puede volverse más roja e ir acompañada de quemazón, es posible que la cantidad de saliva producida disminuya e incluso pueden aparecer úlceras e inflamación en determinadas áreas o de manera generalizada. ¿Cómo combatir estas molestias?

  • Debes extremar la higiene de tu boca para evitar la sobreinfección, pero con cuidado de crear heridas por raspado. Utiliza cepillos de cerdas suaves y productos no agresivos.
  • Si aparece sequedad bucal (xerostomia) puedes usar compuestos de saliva artificial con enzimas hidrolíticas, existen números productos desde pastas de dientes, sprays, comprimidos para chupar, colutorios… que mejoraran este problema.
  • Cuando aparecen úlceras o aftas, utiliza productos barrera tipo gel o spray con ácido hialurónico, actúan formando una película sobre la mucosa que protege y cicatriza las heridas.

PÉRDIDA DEL CABELLO

Normalmente la alopecia total o parcial es el problema que más preocupa, sobre todo a las mujeres, debido al impacto que produce a nivel de la imagen personal. Pero debes tener en todo momento presente que es un proceso transitorio y al mes de terminar el tratamiento verás tu cabello crecer de nuevo. Además, actualmente puedes encontrar soluciones como lo son las pelucas, con una gran variedad de materiales y formas de resultados estéticos sorprendentes por su similitud y naturalidad.

Si la caída es parcial…

  • Utiliza champús neutros (pH 5.5) de uso frecuente e hidrata tanto el cabello como el cuero cabelludo. Puedes complementar con productos revitalizadores, aclarándolos con abundante agua para evitar irritaciones posteriores.
  • Lava y seca el cabello con mucha suavidad para no dañar por fricción y evita el secador con aire caliente.
  • Si deseas teñir el cabello, evitar productos capilares agresivos como decoloraciones o tintes irritantes. Puedes hacerlo con tintes suaves hipoalergénicos con pH neutro, para cabellos y pieles sensibles.

Las cejas y pestañas también pueden verse afectadas por esta caída capilar, siento igualmente de gran impacto en la imagen facial. ¿Cómo disimular su pérdida?

  • Prueba con un buen maquillaje, siempre para pieles sensibles. Dibuja la línea de las cejas y en el caso de las pestañas traza una línea a ras del párpado, conseguirás resultados visualmente sorprendentes.
  • Además, existen productos que fortalecen y favorecen el crecimiento tras finalizar el tratamiento, específicos para cejas y pestañas.

UÑAS

Es posible que aparezca cierta fragilidad en las uñas, aparición de estrías horizontales y longitudinales, traquioniquia (uñas rugosas, ásperas) así como alteraciones en el color y grosor de las mismas. Además, una uña alterada es más susceptible de que puedan aparecer hongos.

  • Ten cuidado al cortarte las uñas, hazlo siempre con tijeras y cuidadosamente, dejándolas cortas.
  • Mantén hidratada la base de la uña, hay numerosas lacas endurecedoras y cremas nutritivas que te ayudarán en este proceso.
  • Si deseas pintarte las uñas podrás hacerlo pero escogiendo esmaltes hipoalergénicos, que no contengan toluol, formaldehídos o parabenos. La retirada del esmalte debe hacerse también con quitaesmaltes hipoalergénicos, libres de acetona.
  • No utilices quita-cutículas, pueden producir heridas y ser puerta de entrada de infecciones severas
  • Evita el uso de uñas postizas ya que los pegamentos para su unión pueden ser irritantes y dañar la uña natural al estar más debilitada.

ALIMENTACIÓN

Durante el proceso de tratamiento se puede generar un aporte nutricional insuficiente por diferentes causas; por el propio decaimiento que genera el tratamiento, por un déficit en la ingesta o absorción, por un aumento en los requerimientos energéticos, por un aumento en la pérdida de nutrientes…

El problema de una malnutrición es que genera otras complicaciones a causa de la deficiencia de ciertos nutrientes.

Para intentar evitar todas estas alteraciones derivadas es muy importante que intentes mantener un correcto soporte nutricional. Cuando no es posible seguirlo a través de la alimentación diaria podemos ayudar con un aporte de complementos alimenticios. Existen numerosos productos en formatos de purés o batidos que harán de la alimentación un proceso más sencillo.

¡A todos los que estáis en este proceso de tratamiento os mando mucha fuerza
y deseo que muy pronto estéis recuperados!

En Farmavázquez podrás encontrar todos los cuidados que necesitas para cada necesidad y por supuesto consultanos si tienes cualquier duda, estaremos encantados de ayudarte.

Dra. Vasquetes

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR